¿La primera mitad de año de exclusivos de Xbox se queda corta? Investigamos los números


Microsoft tiene actualmente el line up más impresionante en cuanto a número de estudios. No sólo por su número, más de una treintena, sino por los nombres que componen Xbox Game Studios. La adquisición de Bethesda y Activision le ha otorgado a los de Redmond estudios de gran renombre, como ID Software, Infinity Ward o Blizzard, además de potentes IPs. Pero a pesar de todo eso y de llevar en etapa de expansión desde 2018, momento en el que tuvieron lugar las primeras adquisiciones, el calendario de exclusivos de Microsoft sigue siendo cuanto menos cuestionable.

Por que, aunque venimos de una traca final impresionante en 2021 con Halo Infinite, Forza Horizon 5 y joyas como The Gunk (de momento exclusivo de Xbox), el comienzo de 2022 vuelve a ser un páramo desolado en tema exclusivos. Y antes de nada, no es que estemos «faltos de juegos» ni mucho menos, es que de nuevo Microsoft se ha embarcado con las manos vacías y decenas de estudios en un nuevo año con la primera mitad del mismo bastante huérfana en lo que se refiere a Xbox Game Studios.

El comienzo de año, la asignatura pendiente de Microsoft

Si nos fijamos bien, vemos como solo tenemos confirmado Tunic. Sí, es un juego muy esperado y que llegará de forma exclusiva al ecosistema Xbox, aunque no a Xbox Game Pass. Pero más allá, no hay nada. Tenemos Redfall, confirmado para verano de 2022, pero sin fecha fija. Además, otro de los abanderados de principio de año, S.T.A.L.K.E.R. 2, se ha retrasado hasta finales de año y por lo que parece, no creemos que llegue este año. Con ello, nos quedan unos seis primeros meses donde solo hay un indie en el calendario. Y mientras, la competencia sigue lanzando sus exclusivos de dos en dos (al menos en esta primera mitad de año, me repito).

¿Qué podemos esperar? Un giro radical parece difícil, más si tenemos en cuenta que no hay evento o presentación de Xbox planeado o anunciado próximamente. Si que es cierto que hay muchos juegos que están anunciando para este mismo 2022 que aún no tienen fecha de salida confirmada, como la versión definitiva de Second Extinction, Warhammer: Darktide o Bright Memory Infinite. Pero a estas alturas del cuento ya parece difícil un lanzamiento en el primer semestre.

De este modo, Xbox vuelve a tener un agujero a comienzos de año y un posible embotellamiento a finales. No en vano, en noviembre sale Starfield, el ya mencionado S.T.A.L.K.E.R 2 (si no sufre más retrasos debidos al conflicto en Ucrania), Scorn, que llegará en octubre, y alguna sorpresa más que puedan tener guardada, como Forza Motorsport. Además, Redfall podría llegar entre junio y septiembre, lo que completaría una line up de final de año espectacular.

¿La primera mitad de año de exclusivos de Xbox se queda corta? Investigamos los números - Ya no es posible solucionarlo, pero igualmente nos preguntamos porque Microsoft deja casi sin exclusivos el principio de cada año.

Pero, como decíamos más arriba, los comienzos de curso siguen siendo la tarea pendiente de Microsoft. ¿Será 2023 el año que cambie? Al menos, los rumores sitúan el lanzamiento de Avowed en el primer tercio del próximo año. ¿Nuestra apuesta? Parece que con la caótica situación actual, nadie se quiere mojar con fechas, ni tener casos de crunch o similar, así que parece que tendremos que esperar al verano y el posible E3 de Microsoft para ver como se posiciona el mercado de cara a este 2022 e inicios del 2023.

¿La primera mitad de año de exclusivos de Xbox se queda corta? Investigamos los números - Ya no es posible solucionarlo, pero igualmente nos preguntamos porque Microsoft deja casi sin exclusivos el principio de cada año.