Sobre los bots de Halo Infinite y sus movidas


Lo mejor siempre va al final, es por eso que existen los postres, La Liga de la Justicia de Zack Snyder y Spider-man: Sin Camino a Casa. Dejar lo mejor para el final siempre nos asegura que, sin importar cómo fue el resto del viaje, por lo menos podremos terminar el mismo en una nota positiva, algo que siempre ayuda a minimizar todo lo malo que pudo haber ocurrido en el proceso. Es por eso que quise escribir esta “trilogía de editoriales” en dónde la idea era hablar de 3 títulos multijugador modernos, los cuales nos permiten jugar contra bots de manera individual, y cuyas experiencias me ayuden a por lo menos contar con varios estándares de comparación a los cuales hacer referencia en futuras editoriales.

Imaginen estos textos como si fuera la saga de El Caballero de la Noche, con BF2042 en el lugar de Batman Inicia y PUBG en el de El Caballero de la Noche Asciende (aunque ni esta peli era tan mala como los horribles bots de PUBG), faltando solamente la obra maestra: El Caballero de la Noche. Bueno, este lugar hoy encontró a su exponente en Halo Infinite, el cual si bien creo que lo tiene merecido (en especial al compararlo con los otros dos títulos), al final del día aún está un poco lejos de ser esa gran obra maestra de los bots, que esté por encima de todos(De ese ya hablaremos otro día).

Finish the fight

-“Jefe Maestro, ¡¿Le importa decirme que hace en esa nave?!”

-“Señor. Estoy terminando esta lucha”

Con esas líneas da fin a uno de los que quizás sea de los mejores juegos de la historia: Halo 2. Es una línea icónica que hoy en día no solo es una excelente referencia, sino también algo que vemos seguido en material relacionado a la saga. “Terminar esta lucha” también es algo que pensaremos constantemente no solo al jugar el multijugador de Halo Infinite, sino también las partidas personalizadas contra bots, a las cuales si bien le falta un puñado de contenido, sin dudas que cuenta con todo lo necesario para atraparnos por horas y horas.

Cómo de costumbre les recuerdo que en lo posible, no pretendo hacer ningún tipo de análisis del juego (a menos que deba hablar de algo en específico que afecta a la experiencia con bots), ya que para eso cuentan con uno muy cuidado y trabajado hecho por nuestro querido compañero José Martínez, al cual pueden ingresar desde el siguiente link, pero sí que pretendo meterme lo más a fondo posible dentro de esta atrapante y destacable experiencia, para que sepan por qué debería ser tan apreciada por todos los fans de los multis con bots.

Y si por algo debemos empezar en mi opinión, es por el gran trabajo que 343i hizo con la inteligencia artificial, la cual a diferencia de lo que les hable en el editorial de PUBG, no solo cuentan con un amplio rango de dificultades(Recluta, Marine, ODST y Spartan), sino también que, en su mayor parte, nos harán sentir que estamos jugando contra otros jugadores, y no solo contra bots, incluso aunque sean un poco limitados en su comportamiento. Estos no solo corren, se trepan, arrojan granadas e intercambian sus armas como lo haría un jugador real, sino también que saben huir en caso de estar cerca de morir, saltan para evitar ataques enemigos o incluso vehículos, además de que pueden utilizar parte del equipo que podremos recoger en los mapas y ayudarnos a cumplir objetivos(como puede ser conquistar una zona o capturar la bandera). Por ejemplo, el camuflaje activo, el escudo portátil, la sobrecarga de escudo, y el esquive será algo relativamente común de ver (por lo menos en las últimas dos dificultades), pero el garfio, por otra parte, es algo que directamente no saben utilizar, y esto es realmente triste, ya que hubiera amado ver a un bot columpiarse como si estuviera a punto de encerrar al Dr Strange en la dimensión espejo.

Por otro lado, los bots no tienen limitaciones con el uso de armas, ya que saben utilizar absolutamente todas, e incluso pueden recoger aquellas que se encuentran distribuidas en los muros de cada nivel, pero desafortunadamente hay algo absolutamente fundamental que ni siquiera se animan a llevar a cabo: conducir vehículos.  Estos como muchos sabrán, son tan fundamentales en la experiencia Halo como la salsa en las pastas o como Wisin para Yandel, y por lo mismo nos impiden disfrutar de modos como Big Team Battle, los cuales son lo más cercano que Infinite ofrece de una experiencia de esas que harían sonrojar al Juan 117, y en dónde su uso resulta de lo más importante. Igualmente no es como que pudiera poner toda la culpa en la falta de habilidad de los bots, ya que además contamos con otra limitante: la capacidad máxima de estos en todos los modos. Ya sea Todos contra Todos, Combate por Equipos o Big Team Battle (BTB) por ejemplo, las partidas personalizadas no nos permiten superar el total de 8 bots por partida, algo que en la mayoría de modos no genera problema ya que estos fueron pensados para jugar 4v4, pero en los modos y mapas de BTB, los cuales fueron pensados para hasta 16 jugadores, resulta poco divertido intentar disfrutarlos con tan solo 8 participantes.

Para finalizar vale aclarar que, más allá de las limitantes recién mencionadas, cada uno de los modos actualmente disponibles podrán ser disfrutados en solitario contra bots y mejor aún, podrán ser configurados como se nos dé la gana a través de las Partidas Personalizadas. Aquí podremos configurar una amplia variedad de opciones, tales como los elementos que aparecen relacionadas a la interfaz de usuario, como reacciona el radar frente a ciertas como eliminaciones normales o con granadas, con cuánta vida y escudos contaremos nosotros y nuestros enemigos, la munición inicial de cada arma, si activamos la munición infinita, duración de las partidas, el equipo y armas iniciales y más, las cuales no nos permiten ir más allá de lo establecido (Como sí pasaría en el modo Portal de BF2042), pero que sin dudas nos permite crear interesantes modificaciones de los modos básicos, como por ejemplo un Free For All en dónde todos cuenten con una brutal cantidad de escudos y vida, partidas en dónde necesitaremos más de una ronda para ganar, o incluso algunas en donde haya más jugadores en un equipo que en otro, algo que quizás podría ser interesante de probar en dificultad Spartan junto a amigos. No puedo negar que si bien me gustaron las opciones que se nos permite configurar, no puedo evitar pensar que aún se podrían agregar algunas más, como limitar la cantidad de resurrecciones de cada jugador, poder elegir alguna habilidad inicial (garfio, escudo portátil, etc) y la cantidad máxima de cada una de estas, las cuales se podrían prestar para seguramente crear algún que otro modo de lo más interesante.

Cómo se imaginarán además, las partidas personalizadas no nos otorgarán experiencia alguna para nuestro pase de batalla, es por eso que también contamos con una opción para jugar de manera cooperativa contra bots en las listas oficiales de juego, aunque deben saber que estos no cuentan con una dificultad alta, y por lo mismo solo sirven como excusa para cumplir algunos objetivos diarios/semanales, y aumentar poco a poco el nivel del pase.

You were supposed to bring balance to the force, not leave it in darkness

Al final del día, los bots de Halo Infinite no logran alcanzar el estado legendario que en un principio creí que alcanzaría, y si bien pienso que están por encima de los de BF2042(gracias a la variedad de dificultades y las opciones de personalización de las partidas privadas), aún así siento que tienen un corto camino que recorrer, antes de llegar a ese objetivo. Poder jugar partidas de Big Team Battle en dificultad Spartan, con los equipos completos, mientras que los bots conducen vehículos y se balancean como el jodido Peter Parker, es a donde creo que está opción debería apuntar, algo que en lo personal no veo imposible gracias al estado actual de la IA, pero que al mismo tiempo depende de que 343i decida llevar a cabo más trabajo en este apartado, algo que solo ellos saben si vale o no la pena hacer.

En lo personal creo que es algo que vale totalmente el esfuerzo, ya que no solo pueden dedicar tiempo en mejorar un apartado que puede ayudar mucho a la vida de esta clase de títulos, sino también a la experiencia de muchos jugadores como yo, que solo queremos disfrutar de esta clase de títulos, sin la intromisión de tramposos, tóxicos y jugadores que no saben disfrutar del juego, y que por lo mismo terminan abandonando la partida antes de tiempo. Quizás no sean tan perfectos como creí en un principio, pero no existe manera alguna en la que no recomiende está experiencia botera a todos los fans del multijugador en solitario que deseen pasarla bien, disfrutar de un buen desafío y sobre todo, crear una experiencia a nuestra medida que nos ayude a cumplir el sueño de disfrutar de un Halo Online en solitario y con compañeros que no se interpongan en el medio de nuestro entretenimiento.